Hay muchos estilos de páginas web: blogs, microsites, webs estáticas, dinámicas, interactivas… y no todas son aptas para todos los tipos de negocio. Cada uno es diferente y requiere de un espacio online adecuado a lo que ofrece. Sin embargo, sí que hay unos requisitos mínimos que debe tener una web para que nos ayude a vender nuestros productos y servicios y nos genere beneficios.

Por eso, e independientemente del tipo de negocio que tengamos, hay que tener en cuenta estos puntos básicos que toda buena página web debe tener:

Debemos pensar que una web es una tarjeta de visita, un escaparate a lo que queremos vender. Por eso, tenemos que cuidar muy bien su imagen, ya que será la encargada de crear una primera impresión, y dependiendo de esa primera impresión podemos capar a nuestros clientes potenciales.

Una web siempre debe intentar transmitir los valores de la empresa. Si tenemos un negocio físico y además versión online, es necesario que sigan una estética parecida, y trabajar el branding en conjunto.

Tener una buena combinación de colores. Teniendo en cuenta los colores de corporativos, la web debe combinarlos y conjugar los complementarios, las armonías, etc. para hacer que la página web sea legible y atractiva.

Precisamente porque debe ser legible y dinámica, debemos olvidar los grandes bloques de texto o las tipografías rebuscadas, raras o exageradas. La finalidad de nuestra web es vender, ya sea vender productos, servicios, información… y para vender es necesario hacernos entender. Por eso, cuanto más legible sea la tipografía y el formato más sencillo será transmitir el mensaje que

Es importante un buen refuerzo fotográfico, con la mejor calidad posible. De este modo la web será más atractiva, la información será más memorable y además invitará a los usuarios a compartir la información. O todavía mejor, el vídeo. Introduciendo vídeos podremos explicar en imágenes, de una manera cómoda y dinámica, lo que queremos transmitir.

Importancia del videomarketing en una web

Apostar por el videomarketing es beneficiosos por varios motivos: mantenemos al posible cliente más rato en nuestra web, damos más información en poco tiempo y el vídeo es importante porque genera SEO.

A la hora de diseñar y estructurar una web, debemos ponernos en la piel del usuario, ya que además es un potencial cliente. Una buena web debe estar pensada para ellos, y eso implica entender al target on line de nuestra web y estructurar la página en función a la navegación que él haría. Esto pasa por estudiar y segmentar al tipo de cliente que tenemos, o por seleccionar al tipo de cliente que queremos, para posteriormente diseñar la estructura de la web pensando en cómo navegarían por ella.

Una web siempre debe ser “responsive”: se debe adaptar a los diferentes dispositivos desde los que entrará nuestro target objetivo, ya sean smartphone, tablet, netbook, notebook, PC..

Si no son “responsive”, cada vez que un internauta intenta ver tu web desde su móvil y que no se vea porque no está optimizada para su smartphone, estás perdiendo una posible venta y un cliente potencial. Debemos pensar que cada vez más, la gente usa su móvil como un ordenador portátil, y es importante que estén adaptadas a los formatos.

La mejor manera de fidelizar y de implicar al usuario es haciendo una web donde las redes sociales estén presentes. Casi seguro que le darán al “me gusta” a Facebook si les gusta la web. Esto, además que hará que nuestra web sea más interesante, nos permitirá abrir nuevas vías de atención al cliente, conocer la opinión del usuario gracias al feedback que nos den, dará credibilidad y aportará seguridad y fiabilidad a nuevos posibles clientes ya que valorarán los comentarios que otros internautas hayan dejado y nos ayudará a darnos a conocer sin necesidad de invertir en comunicación o publicidad.

Además, es importante tener en cuenta el SEO, que nos ayudará a estar bien posicionados en google. Por eso, es muy importante que nuestra web tenga presente las estrategias de SEO en la programación. De este modo, será más fácil que la web tenga muchas visitas de potenciales clientes y no de internautas perdidos.