Hace unos años, Philip Kotler, considerado como padre del marketing, escribió un libro titulado “Marketing 3.0”, presentando por primera vez este concepto en un momento en el que todo giraba todavía en el “2.0”. En el libro, Kotler ponía un nuevo enfoque sobre las nuevas maneras que tenía el marketing para llegar al consumidor.

Para Kotler, el Marketing 3.0 surge como necesidad de respuesta a varios factores: las nuevas tecnologías, los problemas generados por la globalización y el interés de las personas por expresar su creatividad, sus valores y su espiritualidad.

Pero vayamos por partes, y empecemos por explicar primero en qué consiste el marketing 1.0 y  2.0 para llegar a entender su evolución hacía la (por ahora) última versión.

Evolución del marketing: del 1.0 al 3.0

El marketing 1.0 está centrado en el producto. El producto es la estrella, y sobre él gira todo lo demás. Busca vender, y apunta sus estrategias a consumidores con necesidades físicas sobre ese producto. Sin embargo, no toca sentimientos o impresiones. Su difusión de hace en medios tradicionales como televisión y radio, por lo que no está presente en Internet. Cabe destacar que su mensaje no propicia una retroalimentación por parte del cliente, ya que es unidireccional.

Por su parte, el marketing 2.0 desarrolla estrategias con base en el consumidor, se encarga de conocerlos y satisfacer sus necesidades, además de que resaltan sus sentimientos y la ampliar capacidad para evaluar diferentes productos. Es por lo anterior que el marketing 2.0 se comunica, además de medios tradicionales, con interactivos que promuevan la participación de la sociedad y de esta forma obtener retroalimentación constante.

Y por último, llegamos al último estadio, el marketing 3.0. Este se basa en los valores de la sociedad, en intentar crear un mundo mejor y más justo, por lo que busca reforzar la imagen integral de la persona y así crear un mundo más equilibrado. Al igual busca mejorar el medio ambiente y retoma tendencias del green marketing para reforzar productos y campañas. Busca un feedback originado por varias fuentes, es decir, multidireccional, tanto para la marca como para un conjunto de personas.

La suerte que tenemos en la actualidad es que los 3 tipos de marketing conviven, y se puede utilizar dependiendo de lo que se quiera vender o transmitir. Para según qué productos se buscará aplicar una estrategia más basada en el new wave, centrándose en destacar el lado más “verde” de los consumidores, mientras que en otros se buscará captar una atención más primaria. Para gustos los colores o los punto cero.