El vídeo es una herramienta muy potente hoy en día, tanto para reforzar los valores que queremos destacar de nuestra empresa o servicio, como para darla a conocer y posicionarla. Una imagen vale muchísimo más que mil palabras, y realizar vídeos cuidados, con estilo y de calidad, será una carta de presentación inmejorable. También tendrá ventajas a la hora para su posicionamiento en la red, ya que se tarda más rato viéndolos, permitiendo que Google detecte que se está más rato en la pagina, valorando mejor su contenido y como consecuencia posicionándolo mejor.

Si logramos un buen posicionamiento en Youtube, también mejoraremos el SEO de nuestra web corporativa. El beneficio es doble y repercute positivamente a la hora de dar a conocer los productos y servicios que queramos ofrecer… Y eso se verá reflejado en las ventas, que al fin y al cabo es el principal objetivo.

Vídeos para empresas, la opción del siglo XXI

Los vídeos para empresas cuentan con otras ventajas: se pueden convertir en virales. Un 92% de quienes visualizan un vídeo en Internet lo comparten o postean en sus redes sociales propiciando un efecto viral que no se consigue con ningún otro medio de promoción. Y la difusión se amplifica todavía más cuando se comparte el vídeo a través de dispositivos móviles.

Está claro que cada vez más, el vídeo va ganando terreno. La gente prefiere el video a cualquier otro formato. Tanto que YouTube es ya el segundo buscador más usado a nivel mundial por detrás detrás de Google. Por eso, compartir tus vídeos a través de esta plataforma ayudará a conseguir más visitas y a captar clientes.

Y todo esto de una manera económica, ya que los costes de producción de los vídeos han bajado en los últimos tiempos. Con una inversión relativamente pequeña puedes conseguir la visibilidad que deseas y con toda garantía.

¡Pásate al vídeo para presentar al mundo tus ideas!