Últimamente estamos realizando bastantes grabaciones y cada vez más clientes nos piden que incluyamos un dron para ofrecer imágenes aéreas de todo tipo de eventos o actividades. Realmente, la incorporación del dron ofrece espectacularidad a cualquier vídeo o recurso para videomarketing, ya que los planos aéreos aportan dinamismo y rompen con la estructura clásica de vídeo. Si lo que queremos grabar son recintos grandes y al aire libre, el uso de un dron es una apuesta ganadora.

Con los drones, es posible ver el mundo desde una nueva perspectiva, y además resulta más económica que, por ejemplo, alquilar una grúa, la opción a la que se tenía que recurrir en caso de necesitar planos desde las alturas.

Vídeos para empresas profesionales

Pero su uso está limitado: independientemente de su peso, sólo pueden ser operados de día, en áreas no clasificadas como prohibidas, restringidas o peligrosas y al menos a 9.2km de aeropuertos, 3.7km de aeródromos y a 900 m. de helipuertos.

Esta nueva norma clasifica 3 tipos de drones, los de hasta 2Kg de peso, de 2 a 25kg y de más de 25kg. En los tres casos los operadores, sean personas físicas o morales, están obligados a respetar todas las leyes, normas y reglamentos.

Os dejamos con este vídeo que realizamos para nuestro cliente Catering Marc Fosh, en el que se pueden apreciar los planos aéreos realizados con el dron. ¡Impactante y rompedor a la vez!