¿Tienes una empresa y quieres mostrar tus productos de una manera diferente y efectiva? Apostar por hacerlo mediante el vídeo a través de tu web o de tus canales sociales es una opción muy recomendable y positiva en diferentes aspectos.

Cada vez más, el vídeo va ganando prioridad respecto al contenido textual en la red. Y es que, generalmente, los internautas no se paran a leer grandes parrafadas que describan un determinado artículo o servicio. Sin embargo, ver un vídeo de 10 segundos en los que se muestre ese producto nunca viene mal.

1 minuto de vídeo es igual a 1,8 millones de palabras. Entonces, ¿por qué no incluir uno en tu página web? Sin duda, hacerlo es una decisión muy acertada.

Vídeos de productos. ¿Qué deben tener?

Cualquier vídeo de producto que hagas ha de cumplir una serie de requisitos para resultar efectivo. Debe ser de calidad, y sobre todo, sencillo y directo. Mostrar sin irse por las ramas lo que se quiere mostrar, sin artificios. Siempre con estilo, pero de forma clara.

Se sabe que tiendas online que ilustran la mayoría de sus artículos con vídeos son capaces de vender hasta 8 veces más que las que no. Así mismo, está demostrado que los clientes que pueden acceder a mayor cantidad de vídeos de productos en una web gastan mucho más en la tienda online en cuestión.

Este hecho se acentúa en aquellos vídeos que duran en torno a 30 segundos y se reduce en los que superan los 3 minutos. Debemos tener en cuenta también que sea un diseño responsive, ya que mucha gente usa su móvil casi tanto como un ordenador, y se debe adaptar a este formato.

En definitiva, invertir en vídeos de producto te permitirá incrementar el número de visitas a tu tienda online, así como el tiempo que permanecen en ella y el número de ventas que se efectúan.